5 errores a evitar en tus campañas de email mail marketing

En la mayoría de artículos de nuestro blog, siempre nos hemos centrado en como optimizar las campañas de email marketing, y hemos obviado los errores más habituales que la gente suele cometer cuando empieza a crear sus campañas de emailing.

En este artículo te queremos dar 5 recomendaciones, para que evitares los errores más comunes que pueden arruinar el éxito de tus campañas de email marketing.

  • Asegúrate que el texto de tus newsletters es leíble
  • Tus newsletters son inconsistentes, guíate por las 3C
  • Un newsletters no debe explicarlo todo
  • Tus campañas solo hablan pero no escuchan
  • Construye relaciones a largo plazo

Asegúrate que los copies de tus campañas son “accesibles”

Puede parecer una obviedad pero no es extraño recibir algún diseño de newsletter en el que el texto es prácticamente ilegible por el tamaño de la letra. Si el newsletter lo estamos abriendo desde un ordenador, el tamaño mínimo de la letra debería ser de 11 puntos, mientras que en los terminales móviles el tamaño debe aumentar hasta los 14. Este punto que parece complicado se puede programas de forma sencilla mediante el uso de “media queries

Otro punto que muchas veces olvidamos es el uso correcto de los colores, nuestros newsletters debería contener pocos, se suele recomendar utilizar menos de 4 variaciones y de una tonalidad no excesivamente brillante para que no desviar la atención de las zonas que contienen una llamada a la acción. Si tu newsletter tiene más colores que una macedonia de frutas algo estás haciendo mal.

Tus newsletters son inconsistentes

Otro punto en la que la gente suele fallar, es en la coherencia de la comunicación. Es lo que en su día bautizamos como las 3C, Comunicación, Consistencia y Constancia. Nuestros comunicados de email pero también de todos nuestros canales deben ser coherentes en su mensaje y apariencia. Deberíamos mantener nuestro estilo corporativo tanto en colores como en los “copies” y lo más importante en mensaje.

También es importante mantener una frecuencia de envío constante. Como mínimo deberíamos mandar un newsletter una vez al mes. Ya que si dilatamos el periodo entre envíos el usuario es probable que se haya olvidado de nosotros y puede considerarnos comunicación no deseada (spam). Si por el contrario, enviamos con una frecuencia muy elevada, podemos acabar quemando la base de datos al ser literalmente unos pesados. Como tantas cosas en la vida, en el equilibrio está la virtud.

Un newsletters no debe explicarlo todo

Una campaña de newsletters es como el aperitivo que precede a un banquete, debe ser atractivo para captar nuestra atención y despertar nuestro apetito pero nos debe dejar con hambre… La gente tiende a crear newsletter muy largos explicando hasta el último detalle. Debemos tener muy presente que la gente cada vez tiene menos tiempo, si ve un newsletter muy largo por muy interesante que sea va a descartarlo.

Cada vez es más habitual (hipótesis contratada con la métrica de “engagement”) que los usuarios visualicen de forma rápida nuestros comunicados, y si les interesan regresan con posterioridad para leerlos con más profundidad. Es lo que se conoce como “Skimming through”.

Intentar mantener el copie de vuestros newsletters lo más corto posible, agruparlo en bloques muy diferenciados y no abuséis de las imágenes de gran tamaño. Pueden ser muy atractivas pero si las utilizamos en exceso pueden muestran demasiada información.

Tus campañas solo hablan pero no escuchan

Este es un pecado capital que deberíamos evitar a toda costa. Una buena campaña de email marketing debería ser capaz de ofrecer al usuario la información, contenidos y/o productos de su interés y no solo los que queremos vender.

Para ello debemos segmentar nuestros comunicados, ser claros en nuestra propuesta de valor y dotar de mecanismos de feedback para que los usuarios nos puedan indicar sus preferencias o sugerencias.

Este punto está relacionado directamente con el último y más importante. Si tuviéramos que escoger un punto clave de las campañas de email marketing este sería la creación de “relaciones a largo plazo”.

El email marketing funciona y convierte porque los usuarios nos conocen y nos permite mantener una relación con nuestros clientes. Si no somos capaces de ganarnos su confianza y credibilidad da igual lo que hagamos, nuestras campañas están condenadas al fracaso.

En próximos artículos trataremos más en profundidad este tema y veremos que fórmulas podemos utilizar para ganarnos la confianza e nuestros usuarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *